#YS132internacional

Start here

#MéxicoSOS: con pintas amaneció #ConsuladoMexicano en #SanJosé

#MéxicoSOS: con pintas amaneció #ConsuladoMexicano en #SanJosé

Vocero Cuervo

Fotos Suministradas

Por Ricardo Ibarra

El descontento por la administración de Enrique Peña Nieto en el gobierno federal mexicano volvió a traspasar fronteras esta madrugada de 1 de julio cuando el consulado de aquél país, en San José, Norte de California, amaneció con pintas y cárteles pegados a ventanas y otros objetos materiales.

Los registros del graffitti dicen: “Oaxaca Vive”, en un tiempo donde está por celebrarse en aquella región de México la tradicional Guelaguetza y momento que aprovecharán grupos civiles para rechazar la administración entreguista, corrupta y violadora de los derechos humanos de Peña Nieto. También puede leerse: “EZLN”, junto con la vanguardista estrella roja que caracteriza los movimientos de reinvinidicación social en el mundo.

El póster pegado a ventanas muestra una caricaturizada representación de quien ocupa la silla en Los Pinos, distinguido por la banda presidencial y su remilgoso copete, un tolete sostenido entre sus manos y en…

Ver la entrada original 151 palabras más

Anuncios

#YoSoy132 internacional

 #YS132i_bis

La lucha es una acto de amor…

La lucha es una acto de amor...

#YoSoy132

Propuesta de Reforma Educativa enviada a la Cámara de Diputados

PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA UNIÓN Presente.

Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 71, fracción I, y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, me permito someter por su digno conducto ante esa Honorable Asamblea, la presente iniciativa de Decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

I. Introducción

En el artículo 3o. constitucional se expresan los fines de la educación, así como los principios que la rigen.

En la reforma que tuvo lugar en 1993 quedó establecido el derecho de todo individuo a recibir educación. Para satisfacer ese derecho el Estado queda obligado a impartirla en los niveles de prescolar, primaria y secundaria. También se elevó a rango constitucional la facultad del Ejecutivo Federal para determinar los planes y programas de estudio de la educación básica y normal. En el año 2012 quedó establecida la obligatoriedad de la educación media superior.

De la concepción integral del precepto constitucional se desprende que la educación que el Estado ha quedado obligado a proporcionar es aquella que corresponda a los fines que en el mismo precepto se mencionan: desarrollar armónicamente las facultades del ser humano, fomentar el amor a la patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad internacional en la independencia y la justicia.

Tal es el compromiso que nuestra Ley Fundamental determina para el quehacer educativo del Estado. Para ello es indispensable que en cada centro escolar tenga lugar el aprendizaje orientado a la consecución de los mencionados fines, y que éste se produzca en el marco de los principios enunciados por el propio mandato: el laicismo, el progreso científico, la democracia, el nacionalismo, la mejor convivencia, el aprecio y respeto por la diversidad cultural, por la igualdad de la persona y por la integridad de la familia bajo la convicción del interés general de la sociedad y los ideales de fraternidad y la igualdad de derechos.

El Estado Mexicano ha realizado avances de enorme importancia para atender los compromisos que le asigna el mandato constitucional. No obstante, la sociedad y los propios actores que participan en la educación expresan exigencias, inconformidades y propuestas que deben ser atendidas. Para ello es necesario robustecer las políticas educativas que han impulsado el desarrollo social, político y económico de nuestro país a través del quehacer educativo y formular aquellas otras que permitan satisfacer la necesidad de una mayor eficacia en las actividades encomendadas a nuestro Sistema Educativo Nacional. La educación que el Estado proporciona ha de estar a la altura de los requerimientos que impone nuestro tiempo y que la justicia social demanda: una educación inclusiva que conjugue satisfactoriamente la equidad con la calidad en la búsqueda de una mayor igualdad de oportunidades para todos los mexicanos.

II.      El imperativo de la calidad

Para que los alumnos reciban una educación que cumpla con los fines y satisfaga los principios establecidos por la norma constitucional, resulta imprescindible la calidad educativa. Ésta existe en la medida en que los educandos adquieren conocimientos, asumen actitudes y desarrollan habilidades y destrezas con respecto a los fines y principios establecidos en la Ley Fundamental. Así como en la medida en que las niñas y niños tengan una alimentación suficiente, conforme a los estándares internacionales de nutrición sana, y garantía de acceso a la salud; e igualmente se cuente con los nuevos instrumentos del desarrollo científico y tecnológico para su formación.

Si la educación es política de Estado, la calidad de los procesos educativos requiere de los esfuerzos a los que están obligados sus actores: poderes públicos, órganos de gobierno, autoridades, instituciones, maestros, organizaciones gremiales, expertos, padres de familia y la sociedad en su conjunto.

La norma constitucional que en sí misma entraña una decisión política fundamental, una política del Estado y un proyecto de vida comunitaria, exige su realización cabal. No son susceptibles de ser disminuidos los principios, los fines, la calidad, ni las aspiraciones de una Nación.

Si bien debe ser una constante la calidad de la educación que se brinda a la niñez y a la juventud, el Estado debe tutelar, de manera prioritaria, a quienes por razones diversas no han sido plenamente incluidos en el Sistema Educativo Nacional o se encuentran francamente marginados. El imperativo de la calidad debe alcanzar a todos los niños y jóvenes en el marco de una educación inclusiva.

Desde diversos ámbitos de expresión la sociedad mexicana hace cada día más intenso el reclamo por una educación de calidad. Se trata de una preocupación fundada, toda vez que a lo largo de la historia los mexicanos hemos adquirido conciencia y hemos podido apreciar el valor que la educación representa para la satisfacción de los anhelos de justicia y desarrollo.

Es claro que el cumplimiento de las obligaciones del Estado exige que el sistema educativo se encuentre en condiciones de proporcionar una educación que cumpla con los fines establecidos en la Carta Magna. Los propósitos de impulsar el mejoramiento de la calidad de la educación han debido recorrer diversos caminos que van desde las modificaciones al orden jurídico, hasta los acuerdos de voluntades entre el Ejecutivo Federal, los ejecutivos estatales y la organización sindical reconocida como titular de las relaciones colectivas de trabajo, en el caso de la educación básica, y de las diversas dependencias y organismos que brindan educación media superior. Por su parte, las decisiones públicas respectivas se han orientado tanto a la distribución de competencias entre los tres órdenes de gobierno, como al establecimiento de nuevos métodos y procedimientos referidos al funcionamiento del Sistema Educativo Nacional.

La evaluación educativa, instituida como parte de esa búsqueda de transformación, ha contribuido a un mejor conocimiento de nuestro sistema educativo y ha proporcionado nuevos elementos que permiten entender con mayor claridad lo mucho que hay por hacer para mejorar el aprendizaje de los alumnos. Las evaluaciones internacionales en las que nuestro país ha participado han hecho posible la comparación de nuestra realidad con las de otras naciones. Los retos son especialmente serios en la atención a los alumnos que provienen de hogares en condiciones de pobreza.

Hoy se cuenta con información sobre los aspectos en los que se hace necesario emprender nuevos esfuerzos destinados a la adquisición de las fortalezas que se requieren y que la propia educación puede proveer. La sociedad sabe bien que gran parte de los logros que México ha podido alcanzar tienen que ver con los esfuerzos realizados en materia educativa; entiende también que muchos de los problemas y desafíos están estrechamente vinculados con las limitaciones del Sistema Educativo Nacional y con factores sociales, culturales y económicos ─externos a la escuela─ que impactan su funcionamiento y con los que la educación también debe contender a fin de contribuir a superarlos.

El proceso educativo exige la conjugación de una variedad de factores: docentes, educandos, padres de familia, autoridades, asesorías académicas, espacios, estructuras orgánicas, planes, programas, métodos, textos, materiales, procesos específicos, financiamiento y otros. No obstante, es innegable que el desempeño del docente es el factor más relevante de los aprendizajes y que el liderazgo de quienes desempeñan funciones de dirección y supervisión resulta determinante. En atención a ello, la creación de un servicio profesional docente es necesaria mediante una reforma constitucional; el tratamiento de los demás factores podrá ser objeto de modificaciones legales y administrativas en caso de estimarse necesarias.

Por otra parte, es de reconocerse que el país ha tenido un avance importante en el tema de la evaluación. Las autoridades y los docentes la practican y son parte de ella. La experiencia hasta ahora acumulada debe servir para organizar un sistema de evaluación con las directrices necesarias para el cumplimiento de los fines de la educación. El propósito es que una instancia experta asuma un papel claro como órgano normativo nacional; que ofrezca información confiable y socialmente pertinente sobre la medición y evaluación de alumnos, maestros, escuelas, directores y servicios educativos, y que por la trascendencia de las funciones que desarrollará, adquiera la más alta jerarquía, goce de autonomía técnica y de gestión. Por ello, se hace imprescindible la creación de un órgano que desde el ámbito constitucional esté investido de las atribuciones necesarias para el cumplimiento de sus atribuciones.

Por lo expuesto se hace impostergable fortalecer las políticas de Estado ya existentes e impulsar las que sean necesarias para hacer posibles los cambios que la educación requiere. Es con este propósito que se estima necesario elevar a rango constitucional las disposiciones que permitirán dotar al Sistema Educativo Nacional de los elementos que impulsen su mejoramiento y aseguren la superación de los obstáculos que lo limitan. Se requiere, en consecuencia, establecer las bases para la creación de un servicio profesional docente y para la constitución del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, como máxima autoridad en materia de evaluación.

III.     El magisterio y su alta contribución

El magisterio mexicano es la profesión que guarda mayor cercanía con la sociedad. Los maestros han desempeñado un papel preponderante en la construcción del México de hoy y su contribución seguirá siendo decisiva para el porvenir. La sociedad mexicana del siglo XXI sabe del arduo esfuerzo que implica la edificación de la Nación, aprecia las aportaciones del magisterio en el proceso de creación de las instituciones y su impulso al desarrollo social. Reconoce la importancia que la figura del maestro ha representado para la vida del país, el enorme significado que tiene en la atención educativa que se presta a los niños y a los jóvenes y en el proceso de fortalecimiento de la identidad nacional y de la formación de ciudadanos.

El Sistema Educativo Nacional ha debido contender con adversidades de diversa índole. En primer lugar, con una exigente tasa de crecimiento poblacional y con patrones de distribución de alta complejidad. Esta circunstancia propició que el sistema generara mecanismos de atención que si bien han tenido un carácter remedial, no siempre han alcanzado los niveles de calidad exigibles. Una segunda adversidad han sido las prácticas indebidas y frecuentemente lesivas a la dignidad magisterial. Adicionalmente, el acelerado avance en los conocimientos científicos y tecnológicos y las exigencias de la convivencia en la comunidad escolar y del desarrollo económico y social, han significado nuevas demandas a las escuelas y al quehacer de los maestros. En su conjunto, son problemas y necesidades que plantean una atención decidida y responsable, y respecto de los cuales la sociedad espera tener una respuesta satisfactoria.

Estas consideraciones obligan a cuidar mediante procedimientos y mecanismos idóneos el ingreso al servicio y la promoción dentro de la profesión docente, así como la permanencia en la función magisterial. El acceso de los maestros y su promoción a puestos directivos y de supervisión en el sistema educativo público deben corresponder a las cualidades que para ello se requieren, así como al desempeño y mérito profesional de quienes ejercen.

Existen diversas condiciones que deben reunirse para mejorar el servicio educativo. Desde luego influyen factores externos como la pobreza y la falta de equidad. También es necesario tomar en cuenta los factores propios de las escuelas, en particular cuando se ubican en zonas marginadas. En este sentido, la evaluación debe reconocer las dificultades del entorno y las condiciones de la escuela en la que el maestro se desempeña.

Por ello, sería injusto señalar que los bajos resultados educativos obedecen a un sólo factor como frecuentemente se ha señalado de manera equívoca. El magisterio ha expresado inconformidades ─con argumentos fundados─ por las evaluaciones que carecen de una valoración integral de su desempeño y desconocen la complejidad de circunstancias en las que el ejercicio de la función docente tiene lugar.

La autoridad tiene la delicada encomienda de facilitar y apoyar el ejercicio de los cientos de miles de docentes que cumplen con su responsabilidad. Bajo la premisa de una evaluación justa y técnicamente sólida será posible conciliar la exigencia de la sociedad por el buen desempeño de los maestros, con el justo reclamo del magisterio y de la sociedad que exigen la dignificación de la profesión docente. La creación de un servicio profesional docente responde a esta exigencia.

Para la mejora escolar en México, también es central el papel de los directores y supervisores. Quienes desempeñan cargos con funciones de dirección y supervisión en la educación básica y media superior impartida por el Estado son los funcionarios que ejercen la responsabilidad de autoridad en el ámbito escolar. En consecuencia, tienen el deber de propiciar un clima de trabajo y un ambiente escolar favorables al aprendizaje; coordinar, asistir y motivar a los docentes en su trabajo; realizar los procesos administrativos y de vinculación de la escuela con la comunidad de manera efectiva, y diseñar, implementar y evaluar los procesos de mejora continua en el plantel, entre otras funciones relevantes tendientes a asegurar la calidad y pertinencia de la educación.

Actualmente, la asignación de puestos en todos los niveles del sistema no corresponde a un procedimiento que otorgue seguridades suficientes de que las personas que ocupen los cargos de dirección y supervisión sean las idóneas para esas funciones. Por ello la necesidad de incorporar dentro de un servicio profesional docente a quienes desempeñen funciones de dirección y supervisión en la educación básica y media superior que imparte el Estado. Al hacer alusión a funciones de supervisión, se considera a quienes cuentan con el nombramiento de supervisor, inspector, jefe de zona o de sector de inspección o cualquier otro cargo equivalente que efectivamente realice funciones de supervisión.

Ese es el propósito en el que se inspira un servicio profesional docente que fije las reglas de aplicación nacional para el ingreso, promoción y permanencia en la educación básica y media superior que imparta el Estado, mediante mecanismos que garanticen la idoneidad de los conocimientos y las capacidades necesarias de quien aspira o se encuentra dentro del servicio.

IV.     El imperativo de una reforma constitucional

El personal docente y con funciones de dirección o supervisión en la educación pública forma parte de los trabajadores al servicio del Estado. En el caso de los servicios educativos federales son funcionarios del Gobierno Federal y en los estatales, de los gobiernos de las entidades federativas. La legislación laboral para los trabajadores del Estado queda comprendida en el Apartado B del artículo 123 constitucional y en la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado. Los trabajadores de la Secretaría de Educación Pública se rigen, además, por el Reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo y por el Reglamento de Escalafón de los Trabajadores al Servicio de la propia Secretaría. En cada una de las entidades de la República existen disposiciones equivalentes.

El artículo 123 constitucional fija las bases de las relaciones entre los Poderes de la Unión, el Gobierno del Distrito Federal y sus trabajadores. Establece que la designación del personal se hará mediante sistemas que permitan apreciar los conocimientos y aptitudes de los aspirantes; que los trabajadores gozarán de derechos de escalafón a fin de que los ascensos se otorguen en función de los conocimientos, aptitudes y antigüedad, y que los trabajadores sólo podrán ser suspendidos o cesados por causa justificada, en los términos que fije la ley.

La sociedad mexicana reconoce que la función magisterial tiene características que le brindan identidad propia y que la distinguen del resto de los servidores públicos. Sin embargo, en la actualidad no existe base constitucional para establecer legislación diferenciada para el personal de la educación pública respecto de los demás trabajadores del Estado. Por ello, la reforma objeto de la presente Iniciativa diseña una política de Estado sustentada en la fuerza de una disposición constitucional que en materia de ingreso, promoción y permanencia en el servicio, permita superar inercias y fijar con claridad las responsabilidades que el Congreso Federal, los congresos de los estados y las autoridades educativas deben asumir, sin detrimento alguno de los derechos laborales que, en su calidad de servidores del Estado, se les otorgan en los términos de las disposiciones constitucionales y legales aplicables.

La ley protege los derechos de todos los trabajadores incluidos los del magisterio. Quien ejerce la docencia en la educación básica y media superior que el Estado imparte tendrá garantizada su permanencia en el servicio en los términos que establezca la ley. Para ello, se deberá atender a las obligaciones inherentes de la función que realiza, que derivan de los fines de la educación que la Constitución establece. En este sentido, habrá que construir criterios, mecanismos e instrumentos de evaluación que permitan una valoración integral del desempeño docente y consideren la complejidad de circunstancias en las que el ejercicio de la función tiene lugar. Una evaluación sólida y confiable para el magisterio también servirá para el otorgamiento de estímulos y reconocimientos a los maestros.

La evaluación de los maestros debe tener, como primer propósito, el que ellos y el sistema educativo cuenten con referentes bien fundamentados para la reflexión y el diálogo conducentes a una mejor práctica profesional. Cuando se encuentren fortalezas habrá que desarrollarlas y encontrar los medios para compartirlas con otros maestros; en los casos en que haya debililidades los maestros deberán, prioritariamente, encontrar el apoyo del sistema educativo para superarlas. En tal sentido, será preciso reforzar el acompañamiento que los docentes requieran en las escuelas, así como los demás elementos que favorecen su formación continua. Por otra parte, es de señalarse que el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación se estableció en el año 2002 como respuesta a las crecientes demandas sociales para crear un organismo independiente que llevara a cabo evaluaciones confiables del Sistema Educativo Nacional. Bajo el actual marco legal, la Secretaría de Educación Pública es el único órgano con autoridad para evaluar el Sistema Educativo Nacional. Por su parte, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación es un organismo auxiliar que apoya a las autoridades en las evaluaciones escolares y en el diseño de programas y acciones educativas.

En el ámbito educativo existe el consenso de que ahora el Instituto sea fortalecido y transformado en un órgano con capacidad para actuar con autonomía en la toma de decisiones técnicas, relativas a la medición y evaluación de la educación.

El artículo 3o. constitucional prevé en lo esencial la organización del Sistema Educativo Nacional. Dada la relevancia del papel que el Instituto ha de desempeñar y la importancia de que la evaluación educativa goce de la plena confianza de los actores educativos y de la sociedad, es necesario conferirle la jerarquía que le corresponde. Por ello, la propuesta de reforma objeto de esta Iniciativa consiste en elevar a rango constitucional la autonomía del Instituto.

La autonomía del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación le permitirá constituirse en una entidad confiable que informe objetivamente, asesore y fije directrices que las autoridades tendrán que considerar para la elaboración de las políticas educativas. En este sentido, también permitirá que en la toma de decisiones se brinde la debida consideración a la evidencia y a los análisis técnicos de un órgano experto.

Una razón adicional para dar cauce a esta Iniciativa es que, en el afán de evaluar, en el pasado se constituyeron diversas instituciones y mecanismos que hoy carecen de la articulación necesaria para conducir al mejoramiento de las prácticas educativas. En consecuencia, se requiere de un órgano con la capacidad para armonizar al conjunto del quehacer en materia de evaluación, de manera que sus elementos sean convergentes para generar información y bases que permitan el logro de la calidad que se busca.

Esta Iniciativa no pierde de vista que el federalismo es la forma de organización que se ha determinado como idónea para el funcionamiento del sistema educativo. El federalismo en la educación permite atender de mejor manera la diversidad y las necesidades locales y el principio de unidad esencial que el Sistema Educativo Nacional debe compartir.

La propuesta de reforma constitucional contenida en esta Iniciativa no es ajena a los principios que rigen el federalismo educativo y a la gran diversidad que caracteriza al país. La propuesta da fundamento para establecer en la legislación secundaria reglas y procedimientos obligatorios, de carácter nacional, confiables y de validez general para el ingreso, la promoción, la permanencia y la evaluación.

V.      El contenido de la reforma

El servicio profesional docente

El cumplimiento de la obligación de ofrecer una educación de calidad requiere que el acceso de los maestros al sistema público y su promoción y permanencia se realicen a través de procedimientos idóneos en relación con los fines de la educación.

En este orden de ideas, y considerando lo que se ha expuesto anteriormente, se propone modificar el artículo 3o. constitucional, para establecer a nivel nacional las bases de creación de un servicio profesional docente que esté integrado por concursos de ingreso para los docentes y para la promoción a cargos con funciones de dirección y de supervisión en la educación básica y media superior que imparta el Estado. En este sentido, la reforma propone que la ley reglamentaria del artículo 3o. constitucional fije los términos para el ingreso, la promoción y la permanencia en el servicio.

Los criterios para determinar la promoción deben corresponder, de manera efectiva, al mérito del maestro en su desempeño individual, además de asegurar la satisfacción de los requerimientos del perfil respectivo. Estos criterios deberán igualmente servir para el establecimiento del sistema de reconocimiento que resulte idóneo para el desarrollo profesional docente.

El diseño del sistema de reconocimiento para docentes en servicio debe basarse en un proceso de medición y evaluación justo y adecuado; los reconocimientos deben considerar la contribución de los docentes para mejorar el aprendizaje de los alumnos; deben reconocer y apoyar al docente en lo individual, al equipo de maestros en cada escuela y a la profesión en su conjunto, además de abarcar diversas dimensiones de motivación para el propio docente; deben considerar incentivos económicos y otros que muestren el aprecio social a los maestros, así como ofrecer mecanismos de retroalimentación y acceso al desarrollo profesional.

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación

La evaluación tiene una elevada importancia y es un instrumento poderoso para el mejoramiento de la educación. Evaluar es medir, analizar e identificar fortalezas y debilidades para producir un diálogo fructífero tendiente a la calidad y la equidad.

En la presente Iniciativa se propone que el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación tenga las atribuciones de evaluar el desempeño y resultados del Sistema Educativo Nacional en el ámbito de la educación preescolar, primaria, secundaria y media superior. Para ese propósito es necesario dotar al Instituto de las facultades para diseñar y realizar las mediciones de los componentes, procesos y resultados del sistema; emitir los lineamientos a los que se sujetarán las autoridades educativas federal y locales para llevar a cabo las funciones de evaluación que les corresponden, y generar directrices para el mejoramiento educativo y para la equidad.

Las tareas que el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación lleve a cabo permitirán apreciar el desempeño de la autoridad y generar un orden en el desarrollo de la evaluación. En su calidad de máxima autoridad en esta materia el Instituto debe tener la capacidad para asegurar que se produzca ese orden.

También debe propiciar la necesaria coordinación y colaboración con las autoridades, con la finalidad de nutrirse del quehacer educativo que a éstas corresponde, así como de generar buenas prácticas en la evaluación que las autoridades lleven a cabo. Especialmente importantes serán los mecanismos de coordinación formales que aseguren el trabajo conjunto y armónico, mutuamente enriquecedor, del Instituto y la Secretaría de Educación Pública, para el mejor cumplimiento de sus respectivas funciones.

El funcionamiento del sistema educativo debe hacer de la evaluación una práctica cotidiana, con la obligación de todos de hacer suyos los criterios emitidos por una autoridad constitucionalmente investida.

Por su parte, la evaluación individual de los elementos que integran el Sistema Educativo Nacional debe continuar como una función ordinaria de las autoridades, propia de su operación, que no puede separase de su diario quehacer. Sin embargo, la práctica de esas evaluaciones debe obedecer a criterios técnicos idóneos que el Instituto brinde en el ejercicio de sus funciones.

El constituir al Instituto como la máxima autoridad en la materia requiere de las más altas capacidades técnicas, de un órgano de gobierno apropiado, con profesionales cuyo nombramiento asegure la idoneidad de su integración y de las bases necesarias para su debida operación.

En el marco de la concurrencia que rige el ejercicio de la función social educativa, se propone facultar al legislador federal para expedir las normas para asegurar el cumplimiento de los fines de la educación y su mejora continua en un marco de inclusión y diversidad.

Adicionalmente a los dos ejes rectores de la presente Iniciativa, un servicio profesional docente y la previsión del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación como órgano constitucional autónomo, con el propósito de encauzar compromisos acordados en el “Pacto por México” y dar cumplimiento a lo dispuesto por los artículos 3o. y 73, fracción XXV, materia de esta reforma, en los artículos transitorios se señala que el Congreso de la Unión y las autoridades competentes deberán prever al menos la creación de un Sistema de Información y Gestión Educativa y el fortalecimiento de la formación continua de los maestros, así como la expedición de normas que permitan fortalecer la autonomía de gestión de las escuelas, establecer las escuelas de tiempo completo, impulsar el suministro de alimentos nutritivos y prohibir en las escuelas los alimentos que no favorezcan la salud de los educandos, llamados “chatarra”.

Por todo lo expuesto, el Ejecutivo Federal a mi cargo, en ejercicio de la facultad que me confiere el artículo 71, fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por su digno conducto, somete a la consideración del Congreso de la Unión la siguiente iniciativa de

DECRETO QUE REFORMA Y ADICIONA DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

ARTÍCULO ÚNICO.- Se reforman los artículos 3o., fracciones III, VII y VIII, y 73, fracción XXV; y se adiciona la fracción IX al artículo 3o., de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Artículo 3o. … … I. y II.

III. Para dar pleno cumplimiento a lo dispuesto en el segundo párrafo y en la fracción II, el Ejecutivo Federal determinará los planes y programas de estudio de la educación preescolar, primaria, secundaria y normal para toda la República. Para tales efectos, el Ejecutivo Federal considerará la opinión de los gobiernos de las entidades federativas y del Distrito Federal, así como de los diversos sectores sociales involucrados en la educación, en los términos que la ley señale. Adicionalmente, el ingreso al servicio docente y la promoción a cargos con funciones de dirección o de supervisión en la educación básica y media superior que imparta el Estado, se llevarán a cabo mediante concursos de oposición que garanticen la idoneidad de los conocimientos y capacidades que correspondan. La ley reglamentaria de este artículo fijará los términos para el ingreso, la promoción, el reconocimiento y la permanencia en el servicio. Serán nulos todos los ingresos y promociones que no sean otorgados conforme a la ley;

IV. a VI. ..

VII. Las universidades y las demás instituciones de educación superior a las que la ley otorgue autonomía, tendrán la facultad y la responsabilidad de gobernarse a sí mismas; realizarán sus fines de educar, investigar y difundir la cultura de acuerdo con los principios de este artículo, respetando la libertad de cátedra e investigación y de libre examen y discusión de las ideas; determinarán sus planes y programas; fijarán los términos de ingreso, promoción y permanencia de su personal académico; y administrarán su patrimonio. Las relaciones laborales, tanto del personal académico como del administrativo, se normarán por el apartado A del artículo 123 de esta Constitución, en los términos y con las modalidades que establezca la Ley Federal del Trabajo conforme a las características propias de un trabajo especial, de manera que concuerden con la autonomía, la libertad de cátedra e investigación y los fines de las instituciones a que esta fracción se refiere;

VIII. El Congreso de la Unión, con el fin de unificar y coordinar la educación en toda la República, expedirá las leyes necesarias, destinadas a distribuir la función social educativa entre la Federación, los Estados y los Municipios, a fijar las aportaciones económicas correspondientes a ese servicio público y a señalar las sanciones aplicables a los funcionarios que no cumplan o no hagan cumplir las disposiciones relativas, lo mismo que a todos aquellos que las infrinjan, y

IX. El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación será un organismo público autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propio. Corresponderá al Instituto evaluar el desempeño y resultados del sistema educativo nacional en la educación preescolar, primaria, secundaria y media superior. Para ello deberá:

a)      Diseñar y realizar las mediciones que correspondan a componentes, procesos o resultados del sistema;

b) Expedir los lineamientos a los que se sujetarán las autoridades educativas federal y locales para llevar a cabo las funciones de evaluación que les corresponden, y

c)      Generar y difundir información y, con base en ésta, emitir directrices que sean relevantes para contribuir a las decisiones tendientes a mejorar la calidad de la educación y su equidad, como factor esencial en la búsqueda de la igualdad social.

La Junta de Gobierno será el órgano de dirección del Instituto. Se integrará por cinco miembros designados por el Ejecutivo Federal, con la aprobación, dentro del plazo de treinta días naturales, de las dos terceras partes de los miembros presentes de la Cámara de Senadores o, durante los recesos de ésta, de la Comisión Permanente.

Si dentro de dicho plazo la Cámara de Senadores no se pronuncia sobre la designación de algún miembro de la Junta de Gobierno, se tendrá por ratificada la efectuada por el Ejecutivo Federal. En caso de que en la votación no se reúna la mayoría requerida, el Ejecutivo Federal deberá someter a aprobación una nueva designación. Si respecto de esta segunda designación no existe pronunciamiento, la misma se entenderá aprobada, y si sometida a votación no se reúne la mayoría requerida, el Ejecutivo Federal designará directamente a otra persona.

Los integrantes de la Junta de Gobierno deberán ser personas con capacidad y experiencia en las materias de la competencia del Instituto y cumplir los requisitos que establezca la ley, desempeñarán su encargo por períodos de siete años en forma escalonada y podrán ser reelectos por una sola ocasión. En caso de falta absoluta de alguno de ellos, el sustituto será nombrado para concluir el periodo respectivo. Sólo podrán ser removidos por causa grave en los términos del Título IV de esta Constitución y no podrán tener ningún otro empleo, cargo o comisión, con excepción de aquéllos en que actúen en representación del Instituto y de los no remunerados en actividades docentes, científicas, culturales o de beneficencia.

El Ejecutivo Federal nombrará de entre los miembros de la Junta de Gobierno a su Presidente, quien desempeñará dicho cargo por el tiempo que establezca la ley.

La ley establecerá las reglas para la organización y funcionamiento del Instituto, el cual regirá sus actividades con apego a los principios de independencia, transparencia, objetividad, pertinencia, diversidad e inclusión.

La ley establecerá los mecanismos y acciones necesarios que permitan al Instituto y a las autoridades educativas federal y locales una eficaz colaboración y coordinación para el mejor cumplimiento de sus respectivas funciones.

Artículo 73. I. a XXIV.

XXV. Para establecer, organizar y sostener en toda la República escuelas rurales, elementales, superiores, secundarias y profesionales; de investigación científica, de bellas artes y de enseñanza técnica, escuelas prácticas de agricultura y de minería, de artes y oficios, museos, bibliotecas, observatorios y demás institutos concernientes a la cultura general de los habitantes de la nación y legislar en todo lo que se refiere a dichas instituciones; para legislar sobre vestigios o restos fósiles y sobre monumentos arqueológicos, artísticos e históricos, cuya conservación sea de interés nacional; así como para dictar las leyes encaminadas a distribuir convenientemente entre la Federación, los Estados y los Municipios el ejercicio de la función educativa y las aportaciones económicas correspondientes a ese servicio público, buscando unificar y coordinar la educación en toda la República, y para asegurar el cumplimiento de los fines de la educación y su mejora continua en un marco de inclusión y diversidad. Los Títulos que se expidan por los establecimientos de que se trata surtirán sus efectos en toda la República. Para legislar en materia de derechos de autor y otras figuras de la propiedad intelectual relacionadas con la misma;

XXVI. a XXX. …” Primero. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. El Ejecutivo Federal someterá a la aprobación del Senado de la República la designación de los miembros de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, en un plazo máximo de sesenta días naturales a partir de la publicación del presente Decreto en el Diario Oficial de la Federación, que deberá recaer en personas con capacidad y experiencia en las materias de la competencia del Instituto.

TRANSITORIOS

Para asegurar la renovación escalonada de los integrantes,

los primeros

nombramientos se realizarán por los periodos siguientes:

I. II. III.

Dos nombramientos por un periodo de cinco años; Dos nombramientos por un periodo de seis años, y Un nombramiento por un periodo de siete.

El Ejecutivo Federal deberá determinar el periodo que corresponda a cada uno de los miembros, al someter su designación a la aprobación de la Cámara de Senadores.

El primer Presidente de la Junta de Gobierno del Instituto durará en su encargo cuatro años.

Tercero. El Congreso de la Unión deberá expedir la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, así como las reformas a la Ley General de Educación correspondientes, a más tardar en un plazo de seis meses contado a partir de la fecha de publicación del presente Decreto.

En tanto el Congreso de la Unión expide la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, el Instituto Nacional creado por este Decreto ejercerá sus atribuciones y competencia conforme al Decreto por el que se reforma el diverso por el que se crea el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, publicado en el Diario Oficial de la Federación del 16 de mayo de 2012, en lo que no se oponga al presente Decreto. Para estos efectos, las atribuciones previstas en dicho ordenamiento para el Órgano de Gobierno y la Junta Técnica serán ejercidas por la Junta de Gobierno del Instituto, y las de la Presidencia por el Presidente de la Junta de Gobierno.

Cuarto. Los recursos materiales y financieros, así como los trabajadores adscritos al organismo descentralizado Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, pasan a formar parte del Instituto que se crea en los términos del presente Decreto.

Quinto. Para el debido cumplimiento de lo dispuesto por los artículos 3o. y 73, fracción XXV, de esta Constitución, el Congreso de la Unión y las autoridades competentes deberán prever al menos lo siguiente:

I.       La creación de un Sistema de Información y Gestión Educativa. Al efecto, durante el año 2013 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía realizará un censo de escuelas, maestros y alumnos, que permita a la autoridad tener en una sola plataforma los datos necesarios para la operación del sistema educativo y que, a su vez, permita una comunicación directa entre los directores de escuela y las autoridades educativas;

II.      El uso de la evaluación del desempeño docente para dar mayor pertinencia y capacidades al sistema nacional de formación, actualización, capacitación y superación profesional para maestros, en el marco de la creación de un servicio profesional docente. La evaluación de los maestros debe tener, como primer propósito, el que ellos y el sistema educativo cuenten con referentes bien fundamentados para la reflexión y el diálogo conducentes a una mejor práctica profesional. El sistema educativo deberá otorgar los apoyos necesarios para que los docentes puedan, prioritariamente, desarrollar sus fortalezas y superar sus debilidades, y

III. Lasadecuacionesalmarcojurídicopara:

a) Fortalecer la autonomía de gestión de las escuelas con el objetivo de mejorar su infraestructura, comprar materiales educativos, resolver problemas de operación básicos y propiciar condiciones de participación para que alumnos, maestros y padres de familia, bajo el liderazgo del director, se involucren en la resolución de los retos que cada escuela enfrenta;

b) Establecer en forma paulatina y conforme a la suficiencia presupuestal escuelas de tiempo completo con jornadas de entre 6 y 8 horas diarias, para aprovechar mejor el tiempo disponible para el desarrollo académico. En aquellas escuelas que lo necesiten, se impulsarán esquemas eficientes para el suministro de alimentos nutritivos a los alumnos a partir de microempresas locales, y

c) Prohibir en todas las escuelas los alimentos que no favorezcan la salud de los educandos.

Al efecto, el Poder Legislativo hará las adecuaciones normativas conducentes y preverá en ellas los elementos que permitan al Ejecutivo Federal instrumentar esta medida. El Ejecutivo Federal la instrumentará en un plazo de 180 días naturales, contados a partir del día siguiente al de la entrada en vigor de las normas que al efecto expida el Congreso de la Unión.

Sexto. Se derogan todas aquellas disposiciones que contravengan el presente Decreto.

Hoja de firma de la Iniciativa de Decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Reitero a Usted, Ciudadano Presidente, las seguridades de mi distinguida consideración.

En la Ciudad de México, Distrito Federal, a 10 de diciembre de 2012.

EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

ENRIQUE PEÑA NIETO

Carta abierta a #YoSoy132

#YoSoy132Ecatepec

Ecatepec de Morelos a 10 de Enero de 2013

La Asamblea local Yo Soy 132 Ecatepec pone a consideración de las asambleas locales, estudiantiles, populares y mixtas, la siguiente carta abierta previo a la asamblea Nacional en Huexca, Morelos donde se discutirá respecto a la ORGANIZACIÓN y REORGANIZACIÓN DEL MOVIMIENTO.

Desde el inicio del movimiento #YoSoy132, mucho se ha hablado sobre elevar las formas de lucha, de la contundencia de las acciones, incluso de ser paulatinamente más radicales en nuestras acciones, para así, ganarnos la simpatía del “sector popular” y responder a las “demandas sociales”. Pero no toda la sociedad civil se ha manifestado de la misma forma, dichas demandas no recogen el sentir de otros sectores de la población.

Hay personas y colectivos, que nos demandan, como movimiento, todo lo contrario; diversificar las formas de lucha en lugar de elevarlas, inteligencia antes que la contundencia, entendida esta última como radicalismo y sobre todo ser paulatinamente más políticos, entendiéndose esto como propiciadores del diálogo, el consenso y ser verdaderos garantes de la democracia y transformación de este país. Además también hemos sido criticados por la “asambleítis desmovilizante” y la “accionítis sin objetivos”, de repetir el modelo centralista del que tanto adolece nuestro país, de excluir voces en las asambleas y al mismo tiempo dar tribuna a personas que solo ven al movimiento como un trampolín.

La razón de esto es la falta de organización, no es fácil poder conjuntar a estudiantes de universidades privadas con los estudiantes de las universidades públicas. Cómo podemos hacer compatibles las demandas, formas de lucha y organización entre las asambleas del centro y la de los estados, entre las urbanas y las rurales. Cómo podemos conciliar la lucha estudiantil con la lucha popular, y a su vez, con la lucha política. La respuesta parecía obvia, autonomía e independencia de cada asamblea, pero eso nos quitó fuerza, cada uno hizo lo que quiso argumentando, que se carecía de un plan rector o punto de partida. Aun cuando se contaba con objetivos iniciales, como la democratización de medios o la politización de la ciudadanía.

Además de contar principios generales pero estos no eran o son conocidos, respetados o aceptados, a grado tal, que se pondrán a discusión y se intentará reformularlos.

Por tanto desde la Asamblea de Ecatepec hacemos un llamado al análisis profundo y proponemos, que además de los principios, como pacifismo, neoliberalismo y los métodos de lucha, se discutan los siguientes puntos mínimos de organización que consideramos urgentes y necesarios:

Asamblea Local #YoSoy132 Ecatepec

• Protocolo asambleario: La generación del orden del día. La conformación y función de la mesa, La obligatoriedad de resolutivos y sanciones, La concesión del Voto, El Voto ponderado, Función de la abstención.

• Estructura de la Asamblea Nacional: La figura de Asambleas miembro (con derecho a voto), Las asambleas invitadas (con voz pero sin voto), La representatividad de la organización Regional/Estatal, Los frentes u organizaciones supra-asamblearias; La Periodicidad y Función de la Asamblea Nacional, respetando el tiempo para la celebración de las asambleas locales y estatales/regionales; Búsqueda de un Modelo alterno al asambleario.

• Características del Asambleísta: Voceros, Delegados (acompañantes miembros activos dentro de alguna mesa, proyecto o comisión), Los observadores (los que van de orejas), Invitados (otros movimientos o colectivos); El dobleteo de asambleístas.

• Fortalecimiento del trabajo NO ASAMBLEARIO del 132: las mesas de trabajo, las comisiones nacionales y los proyectos nacionales, además de las existentes a nivel regional.

•Fijar objetivos: a corto, mediano y largo plazo, así como, a nivel local, estatal/regional, nacional e internacional

Lo anterior es para fortalecer el orden del día, que se propuso en la AN realizada en Xalapa, pero que no es conocida, porque no aparece la minuta. Además para elevar el nivel de discusión en la reorganización o refundación del movimiento, como se discutió en la segunda Asamblea Nacional Emergente realizada en el Museo de Antropología.

Atentamente “En el Cerro del Viento se respiran aires de Libertad”

Si no ardemos juntos, ¿Quién iluminará esta obscuridad?

Asamblea Local #YoSoy132 Ecatepec

Carta para la derogación del Artículo 362 del Código Penal del Distrito Federal

A los académicos, intelectuales, organizaciones sociales y de derechos humanos, estudiantes, trabajadores y amas de casa; a la sociedad en general:

El pasado primero de diciembre, en el marco de las protestas llevadas a cabo en contra de la toma de protesta de Enrique Peña Nieto, la sociedad fue testigo de una brutal represión que tuvo como saldo numerosos heridos, dos de gravedad, y decenas de detenciones arbitrarias que ha derivado en el auto de formal prisión de 14 personas a las que se les ha violado el derecho al debido proceso y se les ha imputado un delito político cuya pena es totalmente desproporcionada, por lo tanto:

Considerando que:

En los años 2011 y 2012 la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal ha documentado al menos dos casos significativos de detenciones arbitrarias masivas en contra de grupos de jóvenes, como las ocurridas en operativos contra las “fiestas clandestinas” o la detención de 174 adolescentes y 54 jóvenes autodenominados reggaetoneros, ocurrida el 15 de julio de 2012. Estos hechos son tan sólo la “punta del iceberg” de un proceso de criminalización de la juventud, de la protesta social, de ciertos perfiles de apariencia física y de determinados estratos sociales.

Durante las manifestaciones que tuvieron lugar el día 1 de diciembre de 2012 en la Ciudad de México con motivo de la toma de protesta de Enrique Peña Nieto se detuvo de manera arbitraria a 106 personas, de las cuales 14 siguen presas habiéndose girado auto de formal prisión.

Los 14 presos están siendo investigados por el delito de Ataques a la Paz Pública, contemplado en el Artículo 362 del Código Penal del Distrito Federal. Este delito no es otra cosa que el delito de Terrorismo contemplado en el Código Penal Federal, encubierto bajoun nombre más “amigable”, y es por tanto un delito político que no debería tener cabida alguna en la legislación local. Al delito imputado a los presos se le añade el supuesto agravante de “pandilla”, mismo que, por como está tipificado en el Código Penal, puede referirse a cualquier grupo de más de tres personas que se reúna con cualquier propósito. Esto agudiza el ya mencionado proceso de criminalización de la protesta social y de la juventud.

El delito de Ataques a la Paz Pública y la forma en la que está siendo usado en contra de los detenidos el 1 de diciembre muestra preocupantes semejanzas con estados como Veracruz, Chihuahua e Hidalgo, en los que el clima de represión política es particularmente grave. Todo el proceso mencionado menoscaba la idea de la justicia en el Distrito Federal, al convertirla únicamente en una cuestión política y de busca de “chivos expiatorios”.

La administración entrante del Gobierno del Distrito Federal tiene la oportunidad de distinguirse como gobierno democrático y de izquierda, mostrando una forma distinta de lidiar con la manifestación, de respetar los derechos de libre expresión, asociación y tránsito y conseguir que se haga justicia para todos aquellos cuyos derechos humanos fueron violados con el uso excesivo de la fuerza pública el 1 de diciembre

Por lo tanto, demandamos:

La libertad inmediata e incondicional de las 14 personas que continúan en prisión tras haber sido detenidas de forma arbitraria en el contexto de las movilizaciones del 1 de diciembre La derogación del Artículo 362 del Código Penal del Distrito Federal, que contempla el delito de “Ataques a la Paz Pública”

Que se castigue a los funcionarios públicos involucrados en las detenciones arbitrarias y los abusos y violaciones a derechos humanos ocurridas el día 1 de diciembre.

Los hechos acaecidos son extremadamente preocupantes, y no pueden más que llevarnos a preguntarnos si así es como se debe manejar un gobierno de izquierda.

Por las razones anteriores les pedimos apoyo con sus firmas, las cuales serán adjuntadas a la exposición de motivos para la inmediata derogación del artículo 362 que se le entregará a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal el próximo jueves 13 de diciembre.

Atentamente

Si no ardemos juntos, quién iluminará esta obscuridad

#yosoydefensordh Comité Jurídico y de Derechos Humanos #YoSoy132

Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos, “Todos los Derechos para Todas y Todos”

(Red compuesta por 73 organizaciones en 21 estados de la República Mexicana)

Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria OP”, A.C. Comité Cerezo México Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia A.C. Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C. Asociación Jalisciense de Apoyo a los Grupos Indígenas, A.C. (AJAGI, A.C.) Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad A.C. Iniciativas para la Identidad y la Inclusión A.C. (INICIA) Casa del Migrante de Saltillo (Frontera con justicia A.C.) FUUNDEC Fuerzas unidad por nuestros desparecidos/as en Coahuila Movimiento Migrante Mesoamericano Colectivo Salud y libertad. (COSALI) Organización Estudiantil El Tribuno Popular (Facultad de Derecho, UNAM) Católicas por el Derecho a Decidir A.C. Acción Urgente para Defensores de los Derechos Humanos AC. (ACUDDEH) Centro de Investigación y Promoción Social Ciprosoc Red Solidaria Década Contra la Impunidad Organización de DH Rompeviento Televisión por Internet

FIRMAS

Dr. Miguel Concha Malo Héctor Díaz-Polanco Adolfo Gilly Armando Bartra Sylvia Marcos Rodolfo Stavenhagen Raquel Gutiérrez Aguilar Consuelo Sánchez Paco Ignacio TaiboII John Ackerman Paloma Sainz Márgara Millán Rosalva Aida Hernández Castillo Aurora González Echevarría Carmen Ortega Ortiz Prof. Ramón Alvarado Itzamara García Márquez Jesús Ramírez Cuevas Luciano Concheiro Bórquez Víctor Suárez Carrera Enrique Pérez Suárez Leticia López Zepeda Luis Chaparro Arredondo Argel Gómez Concheiro Dra. Margarita Lagarde Clara G. Meyra Segura Carlos A. Ventura Callejas Fernando Rangel Padrón Dra. Patricia Molinar Palma Mtra. Araceli Otero de Alba María Isabel Tonda Ribó Lucía Martínez Flores Martha Gómez Jiménez Mtro. Luis Héctor Inclán Cienfuegos María del Pilar Quezada Molina Aline Moreno Muñetón Luz Malinalli Vega Díaz Ayala Guerrero Lorelei Xiadani Adriana Flores Cárdenas Marisol Velásquez Salazar Luis Ángel Pineda Vidal Itzel Ana Laura Cruz Ruiz Aquiles Cantarell Martínez Yolotzin Bravo Leticia Cárdenas Bustamante Saúl Alejandro Rivera Juárez Daniel Atilano Barbosa Isaac Mendoza Rivadeneira Jaime Wiedemann Ernesto Aguilar Martínez Diana Salazar Tapia Jesús Camarillo Gutiérrez Jesús Gumaro Viacobo Flores David Laguna Tania Cárdenas Bustamante Carolina Miroslava Villanueva Barriga Gilda Diana García Cano Saucedo Ricardo Castro Itzamara García Márquez Ángel González Granados Carlos Guzmán Mendoza Martin Rosas Vera Alex Bautista Maricruz Gómez Daniel Ulloa Erick Espinosa Edgar Macías Laura Cruz Valeria Estrella Bettina Gómez Clarisa Valdez Heira Pineda Silvia Quiterio Sandra Melendez Escobar Rodrigo Perez Saraí Barreiro Arguelles Efraín Coronado Tania Benitez Román Chávez Vladimir Salvador De Jesus Bonilla Jezabel Luján Jezabel Lujan Yadira Galindo Juan Francisco I. Manrique Laura Favela Ulises Márquez Andrea Núñez Miguel Ángel Paz Carrasco Tania Benitez Elisa G. Verdejo Juan Manuel Mora Armando Zavaleta Aranzazu Vargas Adriana Solis Luis Miguel Sánchez Luis Arturo Guerra García Ariadna Sánchez Javier Garcia Gerardo Pantle Vladimir Chorny Anayeli Reyes Meztli Yutsil López Rodríguez Alejandro Espino Ricardo Chacón Mauro Espínola Gricell Ramos Miguel Buelna Janine González Carlos Serrano Arturo Luis Alonzo Padilla Omar Flores Briss Morales Yarima Merchan Rojas Ana González Dante Bello Marco Uriostegui Alan Ceballos Erika Pérez Arturo Íñiguez José Feliciano Olvera Vázquez Sofía Martínez Absalón Norma Hernández Sergio Adrián Castro Bibriesca Fernando Olvera Omar Velasco Virginia Ramírez Aldo Chavez Edith Gonzalez Leonardo Minchaca Diego Fernando Correa de Ramón Jaquelin Rosado Luis Ponce Rafael Loza Isabel Telésforo Daniel Muñoz Estrella De La Reguera Alam Valdez Arturo Mendez Ketzali Ameyali Martínez Uriel Enrique Jimenez Gonzalez Luis Uribe Ana Mólgora Miguel Ramírez Quintana Axel Trejo Leticia Ríos Claudia Cordero Rodolfo Huvy Cruz Juárez Oscar Yamakawa María Fernanda López Claudia Lucio Miguel Angel Martinez Leonel Flores Atenas Garcia Pablo Ha Enrique López Andrade Miguel Aranza Vázquez Judith Melendrez Luis Quintana Romero Salvador Romero Rafael Ortuno Cecilia Ramírez Liliana Nava Eleazar Peñaloza Helia Ponce de León Miguel Miranda Daniel Atilano Maricruz Payán Juan Andrés Zermeño González Daniel González María del Carmen Vázquez Romero Rodrigo S. Josabed Gómez Brito Oscar Córdoba Rodríguez Juan Enrique García María Vázquez Luis Alejandro De la Cruz Velázquez Carlos Fernando Sánchez Zúñiga Hugo Núñez Membrillo Marlene Diveinz César Jurado Monic Navarro Rosario Martínez Elba Gutiérrez Beatriz Godínez Wendy Rodríguez Bernal Leticia Hernández Sumiko Sasaguri Jesús Sagahon Elvia Vega Alma Rosa Beltrán Arturo Galicia Alejandra Avilés Ivan Mejía Leopoldo Cabal Lorelei Ayala Guerrero Enrique Cruz Yamilet Hernandez Omar Medina Felix Hompanera Angela Sánchez Fabiola Bartolo Silvia López Alejandra López Alejandra Sánchez Gisela P. Jiménez Armando Ortiz Judith Garza Luis Neri Federico Esbró Andrea Sánchez Armando Monzón Raul Alva Manola Rius Gabrie Vázquez Rosario Patricia Rodriguez Rodriguez Jesús Martínez Jose Alejandro Bautista Peña Miguel Cid Enrique Palmeros Montúfar Arlette Lara Melissa Álvarez Edgardo Cordero Jorge Varela Luis Fernando Sánchez Nieves Antonio Soberanes Edy Rastar Polette Rivero Javier Marmolejo Javier Gutiérrez Marmolejo Armando Rodriguez Jesus Cervantes Maurice Florence Pablo Alejandro Esquivel Pérez Hebe Pulido José Luis Escareño Piña Ivette Figueroa Nuria Marrugat Marco Sánchez Teresa Ramírez Teresa Vega López Alberto Trejo Ana Valtierra Sarahí Pérez Ettiene Alejandro Díaz Liez Sofía Angélica Silva Gracia Fernando Rueda Diego Delgado Omar Alejandro Alvarez Gonzaga Laura Hernández Miguel Ángel Salazar Oswaldo Omar Perez Rojas Alejandro Lopez Carlos Velázquez Erick Roblero David Herrera Martha Patricia Zaragoza Camacho Pais Villagrana Dueñas Maria González Gabriela de Gyves Gabriela Aguilar Fili Mariano Olivia Vilchis Armando Sandoval Rosa Elena Jarquin Adriana Pineda Ana Emilia Pesci Aurora Esperón Sarahí Alejandra Sigala Vacio Gerardo Cornejo Diana López Cherry Archundia Antonio García Ana Sorcia Emiliano Morales Juárez Melissa Zamora Norma Carrillo Jair González Miriam Manrique Lorena Guzmán Rodríguez Fernanda Mergold Lourdes Nava Angélica Montiel manuel villanueva Aaron Hernandez Adolfo Ochoa Omar Ángel Libertad Barroso Jose Pablo Lopez Adolfo Tovar Valenzuela Escobedo Esther Espinola Viridiana Hernández Reivaj Gómez Pérez tlaloc villanueva Esther Manning Jimena Enciso Arturo López Alberto Villarreal Lara García Tania Zitlali López Ma. Guadalupe Pérez Gutiérrez Alejandro Martínez Maria Espinosa Omar Hernández Rodríguez Victor Méndez Joel Martínez Huerta LAURA ORTIZ Arantxa Ibarra López Rodríguez Julio Andy Vidal Viridiana Mariana Vera Garcés Fernanda Villegas Palacios Joel Simbron Adrián Fuentes L. Sebastian Liera Adriana Arteaga David Rodríguez Julia Álvarez Icaza Elizabeth Vargas Elizabeth Becerra M. Citlalli Hernández Mora Georgina López Gerardo Aguirre Valeria Hamel Ernesto Aguilar Diego García Joel Vargas Eva Luna Marenco Fernández Blanca Lorena Roldán Loranca Mariana Favela María Fernanda Galicia Christian Albrecht Alejandra Quintero Joel Bartolo Giuliano Stubbs Rebeca Almendra Luis Rogelio Vargas Martinez Daniela Herrera Miriam Calvillo Velasco Gloria Araiza Natalia Radetich Filinich Alberto Flores Juan Paulo Pérez Tejada Ladrón de Guevara Berenice Fernández Natalia Lara Alejandro Melgoza Xochitl Arteaga Karla Rangel José A Soriano Marcelo Marquís Edgar Vargas Frias Alejandra Ortiz Medrano Fer Nava Aura Ruiz Cecilia Hernandez Guillermo López Báez Salvador Hernández Pelcastre Erendira Rubio González Gabriela Ceballos Diego Aguilar Pedrón Marycarmen Bautista Gabriela García Alicia Del B. Ricardo Dávila Leon Praxedis Lopez Ayala Alejandro Galindo David Castro Lilian Ramirez Hernandez Carlota Murillo Angel Bravo Israel Solares Jaime CarcaÌo Erika Lozano Octavio Alvarado Saul Vazquez Torres Ivonnne Noveron Miranda Elma Peñaloza Dalia Gutiérrez Sergio Nicasio Uriel Mena Mariana Gomez Florencia Mercado Jose Falcon Itzaes Tenorio Daniel Cubría Sandra Juarez Carmen HernÌÁndez Daniel Vazquez Alba Gray Tania Rosales José Braulio Ireta Ramírez Adrián Ibarra Ernesto Cruz Karla Estrada Emmanuel Álvarez Brunel Sara Bermúez Delfino Hernández Ioannes Cervus Omar Rosario Francisco Javier Leon Castillo Zvezda Ninel Castillo Romero Cande Mejía Adriana Bautista Jorge Carbajal Gabriel Estrada Jorge Carbajal Erika Monserrat Flores Meza Karla Patino Alejandro Moreno HernÌÁndez Alma Rosa Espinosa Romero Araceli Mondragon Teok Flores Bravo César Cortés Lorena Gonzalez Diego Cornejo Susana Peña Ernesto Martinez Bucio Elena Luciano Elizabeth Guzman Elisa Pasohondo Rocío Cruz Sandra Fuentes Ana Regens Gilberto Rodriguez Ximena Galicia Yasmin Vasquez David De la Cruz Javier Romero Sofia Álvarez Joel Ortega JULIO CESAR ARELLANO GALLARDO Andrés Esteva Evelyn Flores Carlos Martínez AnalÍ Herrera Govea Paulina Musalem Margarita Acevedo Pamela Miranda Francisco Valenzuela Juan Carlos Castro Cristian Guerrero Louis Macías Gonzalo Neftali Arellano Nava Diego Mora Neftali Zamora Maria Balderas Marisol Plata Corina Melo Jonathan Rojas Erika Herrera Adalberto García Alfredo Pérez Manola Salas Jair Pérez Verónica Leal Daniel Cuevas Nayeli Pineda Sergio Macias Luis Almodovar Bosque David Iglesias Guzmán Omar Torres Paulina Barcenas Rodrigo Molina Juan Pablo de Tavira Melissa Bautista Mario Carrillo Margarita Rubio Katya Becerra Ruiz Jessica Alvarez Miguel Angel Sánchez Aguilar Tlahui Olvera Roberto González Villarreal Nohelia Castillo Rosángela Pérez Antonio Saucedo Vazquez Carmen Alejandra Lara Larios Lili Trejo Sebastian García Adrian Lemus Jessica Arreola Giovanni Perea Alma Mejía Raquel Jacinto Claudia Iveth Trejo Victor Hugo Jimenez Arcos Christopher Vega Ale Bravo Sandra Ruiz Michael Ochoa Carrilo Karen Higuera Karen Arcega Ana Lamadrid Jose Urquidi Martín Salvador Solano Elena Cantarell Gabriela Contreras Magui B Norma Martínez Luisa Ruenes Jorge Antonio HenÌÁndez Israel Pérez Quezada Miguel Alapizco William Ibarra Martin Guerrero Sanchez Claudio González Celia Gómez Gil Arlen Hernández Homero Vazquez Alma Martínez Ulises Guillermo José Luis Ortega Pérez Erick Aguirre Norma García Victor Sanabria Ricardo Palacios Aguilar Sofía de Robina Enrique González María de Teresa De Jesus Cruz Cruz Cuauhtemoc Kamffer Victor Rodríguez Minerva Hernández Esteban Ramón Hernández Jiménez Iván Aguilar Giovanna Mazzotti Carlos Peralta Luisa Iglesias Alexandre Beaudoin Duquette Israel Espinosa Gabriela Gomez Bárbara Evangelista Gabriela Castillo Jose Gerardo Paredes Olvera Jorge Montiel Ireri Mejía Estela Isabel Avila Sosa Nancy Plata Elidet García Dante Mondragón Gabriela Martinez Joana Turrent Michelle Bocuhain Mariana Muñiz Nieto Aquiles Cantarell Estefania Yañez Esther Merino Michael Figueroa Gabriela Vázquez Carlos Roman Chavez Paola Barhen Adrián Martínez Jose Cruz Martín Cano Marco Rivera Lidia Serrano José Carlos Moreno Mauricio VR Israel Lechuga Judith Flores Pedro Ulises Carrilo Ever Garcidue̱as Angie Galindo Jazmín Cisneros Ana Deni García Badillo Olga Valadez Dada Merz Mario Garduno Sissi Batalla Julio Cesar Reyes Sanchez Julio Salazar Alejandro Lopez SAUL AREVALO GABRIELA MARQUEZ Mariana HernÌÁndez Sergio Rodriguez Angelica Flores Emmanuel Sanchez Manuel Ulloa Maria Eugenia Morlet Santiago Rojas Aarón Hernández Farfán Isaid Narváez Enrique Montero Juan Orozco Amr Fekry Eli Prado Brenda Virginia Rico Meneses Guillermo Gonzalez Truax María del Refugio Villagrana Elmas Vegon Agustín Ramírez Luz Grothaus Marta Mercado César Julián Ramírez de la Torre  Maria de la Luz Caballero Rey. Isy Jazmín Lucero Aguileta Norma Rosales Lujan Naybi Suyua Cesar Andres Leyva Gonzalez Romero Claudia Yamilt Romero Alejandro Gonzalez José de Jesús Gutiérrez Zamorano Enrique García Searcy Jesus Vergara Mauricio Arreola Eduardo Pável Hernandez Gabriela Zamora Armando Francisco Ramirez Rodriguez José Gutiérrez Ramírez Jose Luis Alvarez H Rocio Romero Ma. Leticia Olivera Adrian luna Wolfgang Ehl Juan Lopez Aída Araceli Patiño Álvarez Cora Hernández Manuel Agustín Trujillo Gerardo Ferman Osornio Hugo Herrera Adan Muñoz Mejia Hernández Gea Hernandez Ely Ambriz Leyla Andrea Carrasco Cazarín Tania Hernández Eduardo Armas Dario Alatorre Erick Flores Daniela Villanueva Axel Cisneros José Antonio Mejía Barreto Sandra Patargo Abraham Gerardo Flores Guevara Baruc Morales Macrina Gabriela Sosa Nieto Gregorio Romanias Ana García Enrique Medina Evelin Flores Ana Karla Enríquez Reyes Allan Vazquez Irene de Teresa Trueba Raquel Vizuet Martha Canalizo Marco Lopez Adelaida Schwarzer Erandi Andrade Ivonne Escorcia Moisés Torres Albarran Alvaro Olivia Gomez María Paz Sánchez Bravo Abelardo Mariña Flores Edith Palagor Rubén González Carmen Zamora Alfonso Garduño Cristian Bello Cleto Quiñonez Francisco Valenzuela Violeta Galicia Ana Rivera Acosta Ana Chávez Linda Juarez Alberto Villaseñor Luis Carlos Velazquez Gustavo Rojas Luis Lopez Ana Laura Dino Carolina Miranda Josue Ramirez Laura Guerra Luis Hernandez Fayez Mubarqui Guevara Alejandro Pedraza Mercedes Calvillo Velasco Paloma Bueno Mary Carmona Berenice Salas Lu Ortiz Aline Rodríguez Ricardo Leyva Alberto Alfonso León Fernández Rosa Elena Vargas Torres Natalia Sánchez Kuntz Erika Sanchez José Luis Vial Cornú Karen Gómez Alexis Arista Jose Antonio Martinez Garcia Hortencia Morales Emanuel Rodríguez Saúl Rivera Angélica Hernandez Zuri Tamatz García Basilio Juana Viridiana Becerril Juan Arturo Guerrero Verónica Valderrama Martha Elizabeth Chávez Castro Olga Jaramillo Olga Evangelina Maciel Soto Yolotzin Bravo Eder Enrique Rosales Guerrero Gabriela Lopez Alfonso Labra Martha Elena Berthely Rios Elizabeth Hernandez Ismael Frías Carolina Hernández Guillermina Sanchez Adriana Ramírez Alfonso Alejandro Flores Trujillo Adriana Izquiero Vanessa Rivera Ann Rainwater Javier Armas Nubia Bolaños Itzín Valencia Juárez Luis Alain Zúñiga Hernández Ximena Magallón Manuel Alejandro Torres Elias Jessica Gomez María Alejandra Mendoza Diana EsbrÌ_ Cristina R Adhemar Liquitaya Fernanda Aguilar Amaranta Cornejo Hernández Joyce Alina Flores López Marel Chenge Espinosa Alba Nelly Zamarripa Gabriela Rosas González Adrian Martinez Ana Laura Lozano Sarya Mariana Luna Broda Omar GarcÌ_a Violeta Leyva Julio Mata Montiel Larizza Aquino Alejandra Jaime Carlos Enrique Ortiz Ugalde Federico Zuvire Oscar GonzÌÁlez Carlos Ventura Gloria Estrellita Gil JimÌ©nez Hector R Magali Barreto Daniel de Rejil Alejandro Carranza Andres Olguin Shantal Calderon Thalia Cruz Cruz Cesar Rodriguez Lourdes Aguilar Adrian Rodriguez Martinez Victor Hugo GonzÌÁlez Armas FermÌ_n Reveles Ernesto Alberto Rendon Ochoa Esteban Barranco Giovana Olmos Juan Jose Gaytan Mertens SofÌ_a RamÌ_rez Valencia Carlo Altamirano Allende Edith Escareño Jesus Mercado Anallely PatiÌño Mariana Mendvil Ana Laura Landa Rodrigo Flores Alexandra Ximenez Luis Reza Michelle Ibarra Luis Ignacio Nava Rodriguez irving cruz mercado Roberto Hamilton José Luis Valdés Guadalupe Osorno Maldonado Dirk Jacob Òscar Zempo Joseline Villalobos Izchel Aguilar ALBERTO VARGAS FRIAS Roger Martinez Valencia, Comision Huexca Laura Caballero BRENDA ESTRADA Maricela Guerrero Jacobo Reyes Velasco Sofia Villa David Luna HernÁndez andres reyes Alonso Gorozpe Alejandra Zepeda Daniela Sastre Karen Camargo Adrian Ramirez Lopez XOCHIQUETZALI ESPINOSA Omar GonzÌÁlez Guillermo Esteban Betanzos Momis Fitch Andrea Borges Rosa MarÌa GarcÌa HernÁndez Esteban Po Sebastian Catarino Miguel Angel Torres Spezzia Nara Martinez Carlos Aragon Lisel D. Abril García Alejandro Garibay Ángel GuzmÁn Ale Morando Erick Garcia Pilar Luna Jorge Rodriguez Daphne Ortega Baldino Ricardo Castro Luis Enrique Daniel Palomino Chacon Zaida Alan Rivera DENIS AYON DENIS AYON RIOS Yareli RodrÌguez Rivera Velazco Jose Francisco IvÁn Flores Cristina Uribe Alejandra DÌÁvila Barco MarÌa del Pilar Reyes Jorge Zamora David Kidd Ortega Julio Rivera Miriam AlcÁntara Iñaki Oyarvide Lilian Marisol Hernández Martínez Yun Mtz Arianna Samaniego Arturo Monterrosas Elia Vera Preciado Miguel Giovanni Lizarraga Lugo Mariana Gutierrez Ayax Telamonio Elizabeth Ramirez Francisco Cravioto Lagos Alejandro Rivera Paola Gallardo rodrigo Shirasago LUCIA GOMEZ MARIN Víctor Hugo Herrera Arriaga Guillermo González Patricia Juárez Ignacio Sierra Carlos Juarez Carlos Sanchez Dolores Soto Belem GarcÌa Octavio Daniel Galván Vega Andrea Garcia Martin Morales Zamorano Silva Ismael Enrique Luz Malinalli Vega Díaz Dulce Rodriguez Eduardo Castillo Axel Rodrigo Bautista Pérez Joseph Nateras Angélica Romanini Carlos Diaz Clara Ferri Antonelli Bertha García García Mariana Rodriguez Roberto Guazo Nuria Araiza FernÁndez Mayra Rojo MarÌa Ballesteros MARIANA HERRERA Sandra Soto IvÁn Ortiz ColÌn Pablo RoldÁn Elizabeth HernÁndez Anton Cross Fausta Gantás Isaac Pimentel Vania LeÌb Aireth Rodriguez Rebeca Carolina Pérez MillÁn MARGARITA TAPIA GONZÁLEZ José Luis Nuñez Pamela Cruz Marco Tulio Roman natalia vargas Javier Manuel Zugarazo Tamayo Ìäber Carreón Lucia Leon Alma Patricia Gordillo Gómez Armando Avalos Aleph Jimenez David de Jesús Plata Pérez Sarah Arroyo Karina SÌÁnchez Aguilar Mireya Torres Rodriguez Mirella Comparan Daniela VÌÁzquez Judith Sandoval Atenas Rebattu Karina Maya Manuel Bello Emilia Trevino Merak Liceaga Mendez Martha Martinez Jael Sared Gómez Brandon Olivares Paulina Romero Edith Vega María Natalia Bolaños Monica B Ligia Hatch Ana Velazquez Patricia Anchondo Dana Cuevas Monserratkarina Gomez Delgado Atala Romero Alberto Rodríguez GonzÁlez Elena Tam Eileen Fisher Grecia Romero Liliana Villegas Guillermo Lopez E. Hugo López Emmanuel Castilo Mario Diaz SANTIAGO MOSQUEDA José Ramón Estela Alanís CÁrdenas Andrea Gómez Luis Mercado Rigoberto Cabrera Mónica Olivares HernÁndez Ana Alduenda Iris Sanchez M. ROCIO RIOS ZAZUETA Lucia Rodriguez Alma Moreno Gisela Espinosa Juan Enrique Nieto de la Vara Cesar Cruz Blanca Sarre Danae Illescas Jose Gonzalez Carlos Badillo Alberto Herrera Kharla GarcÌa Lily CHAVEZ Manuel Buendía Edna Soto Alejandra Garcia Lezama Luis Carlos Miranda Trujillo Personajes SubterrÁneos Alejandro Rosales Aldo Gómez AGUSTIN MORALES MENA MARIA OLIVARES MEDRANO Erika Lopez BLANCA BANDERAS Chantal Muñoz Javier Castro Andrea Amezcua Consuelo Morales Elizondo Katia Prieto de León Benny Garcia Vladimir Tlali Miguel Ángel Urrutia López Fernando Pardo Cruz Eduardo Mayorga David Acevedo Jesús Suaste Cherizola Andrea Bolaños Juan Isaac Chavez Corona Dolores Ramirez Sandra Tanisha Silva Aguilar Janneth Andrade Alfredo Rojas Cristina Ixtlapale Pablo Suaste Diana Aviles Erandi Avenda̱o Serrano Mijael Mendoza Diana Montes Kathia Castañeda Ramírez Omar Briones Miriam Almeida Luis Octavio Manero Orozco Nicol Puente José Marcos Millán Fuentes Luis Alberto Velasco Ruiz Francisco Javier Valencia Garcia Carlos Alberto Blancas Andres Neri Bonifacio Contreras Otto Berdiel RodrÌguez Sylvia Franzmann Alberto Escorcia Oscar Alejandro Quevedo Villa Daniel Bojorge Rodrigo HernÁndez Margarita Torres Salazar ROCIO CHANTES Gerardo Hernandez Abnner Montilla Mónica Adriana Flores Iniestres Tanya Sepúlveda Celia Alviso Rocio Janet Guadarrama Trejo B FROYLAN ROMERO VEGA Yeshu HernÁndez Pablo Vvb Guillermo Perez Natalia Marín Melisa Manzano Joaquín Ortega Itzel Mariana Rodriguez Reyes Daniel Alvarez Alonso Sandoval Avila Lupita Ortega Sergio Aldana Mascia Simbula Alejandra Filobello Herrera Talia Lule Quiroz Yair Murcia Paulette Morelos Marcela Couturier Marco Ochoa Norma Sánchez Angelica Sanchez Guillermo Cerpa Aaron Rivas Christian Rodolfo Acosta Villarreal Omar Hernandez Domenico Cappello Veronica Reyna Jose Arcadio Alex Lug Martin Orta Gisela Pliego Eguiluz Erika Sanchez Andrade Margarita Eguiluz Ordoñez Mario Castro Carlos Imaz Albania González Carolina Ruiz Carmen Capdevila Teresa Frías Antonio Jiménez Leandro García Humberto Robles Leonardo Ortega García Martha Ortiz Sandra Fonseca Ana Patricia Yañéz Díaz Jazín Aguilar Enrique Otero Mauricio P.C. Francisco Muñoz-Ledo Arturo Albarran Andrea Moctezuma Alberto Colin Gabriela Hernández Carlos Manuel Rodríguez Román Joel Rangel Antonio Villalba Quijano Gerardo Santacruz Cristian Ugaz Magdalena Valadez Erandi Tuero Lopez Eduardo Daniel Alonso Cuellar José de Jesús Becerril Lara Hilda Rodriguez Francinne Bordonaba Casandra Gomez Evelyne Herrera Adriana Aguilera Guillermo Corona Marion Bron Fernando Serrano Rueda Carmelo Rosales Curiel Annalyn Jonathan Guzmán Jorge Suarez Roberto Arturo López Vargas Ana Clara Aguilar Monroy Carlos Esparza Ricardo Pérez Antonio SÁnchez Ruiz Carolina HernÁndez Cerda Eder Carlos HernÁndez Irery Medina Andrea GonzÁlez Ignacio De La Mora laura piavani Emiliano Monroy-Ríos Fernando Cortés BarragÁn Helles Ortiz PAOLA MENDOZA Cristina SÁenz Andrea Terronez Raul Valdivieso Laura Araujo Claudia Lopez Maria Elena Astivia Robles Andrea Fahmel Soledad Gutiérrez Maribel Plata Rafael Cid Luis Gómez Chow Ale Ricardez Melania Moctezuma Paula Trujillo Guadalupe Serrano Adan Reyes-SÁnchez Salvador Montoya Fabiola Martinez Rodriguez Diego Angelino Jose Troncoso Alondra Mendoza Jorge Ramos Luna Fernanda Arenas Maria Concepción Patiño Marin Eduardo Montes de Oca Nallely RodrÌguez Eduardo P. Martha Patricia Carlos Arroyo Marcelina Medeguin Janett Torres Ainoa Rilke Hugo Maya Rogger Espinoza Karen Torres Paola Cecilia Gutiérrez Zornoza Ruben Bautista Ana Lilia Marcela Fernández Martin Cienega Alex Ayala Gabriela Miranda Cesar Flores Gustavo Ricardo Ramírez Ramos Aura Ixcehel Zurita Carolina Zazueta Anyeol Rodríguez Vidal Mari Perz Miguel Arturo Gonzalez Varas Juana Antonio Gisela Martínez ENRIQUE RUBIO DE SILVA Gisela Martínez Abril Reyes Alma Soto Angel Nuñez Alfonso Perez Marco Julio Hernandez Reyes Charlotte Guilbaut Rebeca López Alejandro Josué Carrillo Díaz de León Paulina Montes de Oca Reyes Carola Carbajal Eduardo Velasco Luis Arnulfo Medina José Luis Acosta Andrea Lucero S SANDRA REYES Norma Leticia Alegre Sofía Balderas Eduardo Salazar María Irene Ortiz de la Cruz Guadalupe Dorantes Méndez Tania Rubio Ricardo Ramírez Gabriela Pérez Hernández Víctor Manuel Tovar Pérez Margarita Acevedo Villarreal Fabiola Martinez Aaron Mendoza Kuitlahuak Rafael Argumedo Vera Adriana HernÁndez Alarcón José Daniel Perez HernÁndez Javier Loaiza Victor Gonzalez Cesar Granados Alejandro Shuttera Matilde Gonzalez Daniel Berrones Gloria Garza Ibarra Graciela Saldivar Sergio Padilla Coni Nuñez David Castro Aryam Framedi Leslie Vizcarra Irma Gómez Aline Mackissack Raul Flores Elvira MartÌnez Jorge Morales Javier Escalante Martin Hernandez Axel Schwartz Patricia Aguilar Quiroz Bernal Carlos Gustavo Mejía ChÁvez Fco. Javier Espinosa Delgado Mirna Rojas Jordan Alain Patricia Palestino Sergio Gutiérrez Carmen Peredo BÁrbara Samantha Iturbe González Edgar Alvarez ItzÌ Shanini López Batista Paola Peña Ivan Gonzalez Raul Antonio Cuevas Bribiezca Angel Mestizo Mónica VelÁzquez Mariana Salgado Guillermo Morales Ana Rojas Cristina Dovali Carmen Batista ELDA OREGON Alya Botero Fernando Castillo Valdez Juan Herrera Delta Gutierrez Jose Ángel BeltrÁn Cortés Gisela Antonieta Rivera Hernández Steph Mejía Yunuel Molina Francisco López Pelcastre Diana Trejo Katia Maraton Genaro Villalobos SÁnchez Luz GalvÁn Luis Enrique Edith Kuri José Daniel Caballero Gómez Ricardo Uribe Maria Lopez Andrade Andrés Rodolfo Ponce de León Huerta Orlenda Nahely Cáceres Morales Andrea HÌ_jar Juan Carlos Ponce Garcia Benjamin Martinez Adina Barrera Elsa María Trueba Atienza Andrea Narno Carlos Ramírez Michelle Monroy Lucila Gonzalez Eduardo Velazquez Cynthia Urgel Jose Alberto Ramirez Perla Ortiz Colin BARBARA FRANCO Rocio Ramos Fernando De la Torre Carlos Mejía Maricela Cortés Covarrubias Miguel Díaz Andrea Jazmín Díaaz Torres Ulises Piñón Paulina Martínez Violet Black Mario Galiano Juan Gomez Hydra Gutiérrez Alejandro Fernandez Francisco Javier Sánchez Martos Alan Zepahua Gloria Carmona Alma Rosa Rojas Enrique Beltrán Cantera alberto raul alcala Alejandro Martinez Carlos Roman Sofia de Teresa Trueba Carlos Alberto Leon Carlos Alberto León Vallejo Mitzi Hernández Juan Camargo Hebert Ortiz Guisselle Salas Luis Montes Montes Wendy EscÌÁrcega Roberto Ortiz Carlos Vega Elvira Sainz ROBERTO DIEGO Antonio Romo Gianna Di Biase Castro Diana Maldonado Adriana Saldaña Rosa Romero Diana MorÁn Emil García Francisco Daniel Mariana Chavez Mayra Terrones Andrés León Alvaro Martinez Tania Erandi García González HECTOR ESPITIA Judith Pampa Alejandra IbÌÁ̱ez Veronica Ledesma Griselda Rebolledo Graciela Rodríguez Fabiola Ramos Jenny Ortega Gryz Valdez Eduardo Santos Alma Delia Díaz Alfonso Zamora-Pérez Mariola Lima Leticia Escalanre LIbertad Arguello Claudia Araceli González Pérez José Eduardo Rodríguez Morales Fermín Carreño Meléndez Adriana Welsh Herrera Magali Arce Saavedra Humberto Hernandez Arias Abigail Vera Ortega Ana De la Cruz Claudia María Velásquez Porta

Imagen